POV

Casa cabello

casa cabello

Rocía el peróxido en este mechón, empezando desde las raíces y continuando hacia los extremos. Deja el peróxido alrededor de 20 a 30 minutos. Usa horquillas para separar tu cabello. Es mejor usar horquillas porque puedes colocarlas y retirarlas solamente con una mano, sobre todo después de empezar el proceso de decoloración. No sujetes la primera sección que planeas decolorar. Aplica el decolorante a tu cabello. Usa la brocha de tinte para aplicar el decolorante.

Usa horquillas o papel aluminio para separar las secciones del cabello. Dependiendo del estilo que quieras, puedes usar la brocha de tinte para aplicar el decolorante de diferentes maneras. No frotes el decolorante sobre tu cabeza, ya que los químicos pueden quemar el cuero cabello.

Para tener reflejos de la calidad de un salón de belleza, separa pequeñas secciones de tu cabello que tengan menos de 2,5 cm 1 pulgada de ancho. Coloca papel aluminio bajo estas secciones para evitar que al resto del cabello le caiga el peróxido en spray. Rocía estas secciones y envuélvelas en papel aluminio para evitar que toquen el resto del cabello mientras dejas que el peróxido se asiente.

Puede ser una buena idea simplemente aplicar el decolorante en la parte delantera del cabello, dejar que haga efecto, y enjuagarte antes de hacer la parte posterior. Poner toda la mezcla de decolorante sobre toda la cabeza toma tiempo, y es posible que no tengas el suficiente tiempo para terminar la sección posterior antes de que tengas que enjuagarte la sección delantera.

Revisa el color de tu cabello cada varios minutos. Deja que el decolorante empiece a hacer efecto en el cabello. Sigue revisando un mechón de cabello cada 10 minutos hasta que estés satisfecha con el color del cabello.

Enjuaga todo el decolorante con agua fría. Sécate el cabello y revisa el color. Si te gusta, entonces puedes dejarlo tal cual. Péinate como normalmente lo haces. Decide si necesitas usar un tóner. Algunas personas necesitan tonificarse el cabello para obtener un color rubio blanco agradable, o emparejar algunas imperfecciones de color que surgieron luego de la decoloración.

Asimismo, ya debes haberte lavado y secado el cabello para que puedas evaluar su color. Aplica el tóner al cabello. Sécate el cabello al menos un poco con una toalla. Usa una brocha de tinte limpia para aplicar el tóner a tu cabello en secciones utilizando horquillas o piezas de papel aluminio para separar secciones que tienen tóner de aquellas que todavía necesitan una aplicación.

Deja el tóner en el cabello por unos 30 minutos. El tiempo varía dependiendo del producto que vas a usar, pero 30 minutos por lo general es el tiempo que se requiere. Enjuaga tu cabello con agua fría hasta que todos los restos del tóner hayan desaparecido. Si has hecho tu propio acondicionador profundo con alimentos, revísalo para asegurarte de que no se haya descompuesto.

Si lo has preparado hace algunos días o una semana si lo mantienes en el refrigerador , bótalo y prepara una nueva mezcla. Compra peróxido de hidrógeno. El peróxido de hidrógeno es un compuesto químico que tiene muchos usos domésticos, desde limpiar cortes hasta desinfectar encimeras para quitar manchas.

También se puede usar para decolorar el cabello. Empezar con el cabello saludable impide el daño excesivo del proceso de decoloración. No te tiñas o trates el cabello un mes antes de planificar la decoloración. Haz una prueba para detectar reacciones alérgicas. Vierte el peróxido en una botella con atomizador.

Usa una botella con atomizador limpia o reciclada que hayas lavado y secado por completo. Haz unos cuantos rocíos de prueba para asegurarte de que la botella con atomizador funcione correctamente. Cubre tu piel y las prendas de vestir. Mójate el cabello con agua tibia y sécalo con una toalla. Usa horquillas para separar el cabello. También puedes aplicar aceite de coco derretido a tu cabello antes de decolorarlo para ayudar a protegerlo.

Para derretir el aceite de coco, coloca el frasco sellado en agua caliente. Viértelo por toda tu cabeza y frótalo en tu cabello. No te enjuagues el cabello antes de aplicar el decolorante. Rocíate el cabello con peróxido. Humedece la primera sección del cabello al rociarlo con el peróxido en la botella de spray.

Ten cuidado de solo rociar directamente sobre tu cabello, no tu cuero cabelludo. El peróxido puede irritar tu piel. Avanza despacio, prestando mucha atención a cómo tu cabello reacciona a esta sustancia a medida que avanzas. Repite este procedimiento hasta que hayas tratado todo el cabello. Si deseas hacer reflejos de algunos mechones de cabello en lugar de rociar tu cabeza entera, sumerge una bola de algodón en el peróxido y frótala en los mechones que deseas teñir.

Para decolorar mechones en tu cabello, separa las secciones que deseas decolorar. Coloca papel aluminio debajo de estas secciones para evitar que el resto del cabello entre en contacto con el peróxido. Deja que el peróxido se asiente alrededor de 30 minutos. Usar un secador de cabello u otro calentador durante este proceso puede acelerar el tiempo que te toma alcanzar un color deseado.

Usa agua fría para quitar cualquier rastro de peróxido del cabello y luego usa un acondicionador profundo para recuperar su humedad. Deja que el cabello se seque y luego péinate como de costumbre. Verifica el proceso de decoloración en una semana. Si esta primera ronda no te ha dejado satisfecha con el color que deseas tener, puedes decolorarte el cabello con peróxido de nuevo. Sin embargo, es aconsejable esperar una semana entre tratamientos para darle tiempo a tu cabello para que se recupere.

Consulta con un peluquero o colorista de confianza. Programa una breve consulta con tu estilista para que puedas tener una estrategia acerca de las posibilidades que tienen para decolorarte el cabello. Para las manos, puedes usar los guantes que vienen en la caja, aunque suelen ser un poco grandes. También es fundamental preservar la ropa ante posibles salpicaduras. Si pese a todos los cuidados anteriores, se te ha pintado alguna prenda con el tinte, una solución es rociar la mancha con laca o fijador si, el que se usa en el cabello y dejar que se seque.

Evita usar pinzas de metal, ya que pueden reaccionar con el oxidante del tinte y cambiar el color. Si bien no hay una regla, la forma prolija de aplicar el color es dividir la melena en cuatro: Así, hasta cubrir todo. Los tintes son químicos y una vez mezclados deben usarse en el momento. Si no se desecha, el envase corre riesgo de explotar. A sus 43 años, la actriz muestra su belleza al natural en Instagram.

Revisa las honestas fotos de Drew Barrymore. Conoce a estas abuelas con estilo que cosechan miles de seguidores en Instagram. Ellas son puro glamour y actitud pasados los

Enjuaga tu cabello con agua fría hasta que todos los restos del tóner hayan desaparecido. Si has hecho tu propio acondicionador profundo con alimentos, revísalo para asegurarte de que no se haya descompuesto. Si lo has preparado hace algunos días o una semana si lo mantienes en el refrigerador , bótalo y prepara una nueva mezcla. Compra peróxido de hidrógeno. El peróxido de hidrógeno es un compuesto químico que tiene muchos usos domésticos, desde limpiar cortes hasta desinfectar encimeras para quitar manchas.

También se puede usar para decolorar el cabello. Empezar con el cabello saludable impide el daño excesivo del proceso de decoloración. No te tiñas o trates el cabello un mes antes de planificar la decoloración. Haz una prueba para detectar reacciones alérgicas. Vierte el peróxido en una botella con atomizador.

Usa una botella con atomizador limpia o reciclada que hayas lavado y secado por completo. Haz unos cuantos rocíos de prueba para asegurarte de que la botella con atomizador funcione correctamente. Cubre tu piel y las prendas de vestir. Mójate el cabello con agua tibia y sécalo con una toalla. Usa horquillas para separar el cabello. También puedes aplicar aceite de coco derretido a tu cabello antes de decolorarlo para ayudar a protegerlo. Para derretir el aceite de coco, coloca el frasco sellado en agua caliente.

Viértelo por toda tu cabeza y frótalo en tu cabello. No te enjuagues el cabello antes de aplicar el decolorante. Rocíate el cabello con peróxido. Humedece la primera sección del cabello al rociarlo con el peróxido en la botella de spray.

Ten cuidado de solo rociar directamente sobre tu cabello, no tu cuero cabelludo. El peróxido puede irritar tu piel. Avanza despacio, prestando mucha atención a cómo tu cabello reacciona a esta sustancia a medida que avanzas.

Repite este procedimiento hasta que hayas tratado todo el cabello. Si deseas hacer reflejos de algunos mechones de cabello en lugar de rociar tu cabeza entera, sumerge una bola de algodón en el peróxido y frótala en los mechones que deseas teñir. Para decolorar mechones en tu cabello, separa las secciones que deseas decolorar. Coloca papel aluminio debajo de estas secciones para evitar que el resto del cabello entre en contacto con el peróxido.

Deja que el peróxido se asiente alrededor de 30 minutos. Usar un secador de cabello u otro calentador durante este proceso puede acelerar el tiempo que te toma alcanzar un color deseado. Usa agua fría para quitar cualquier rastro de peróxido del cabello y luego usa un acondicionador profundo para recuperar su humedad.

Deja que el cabello se seque y luego péinate como de costumbre. Verifica el proceso de decoloración en una semana. Si esta primera ronda no te ha dejado satisfecha con el color que deseas tener, puedes decolorarte el cabello con peróxido de nuevo.

Sin embargo, es aconsejable esperar una semana entre tratamientos para darle tiempo a tu cabello para que se recupere. Consulta con un peluquero o colorista de confianza. Programa una breve consulta con tu estilista para que puedas tener una estrategia acerca de las posibilidades que tienen para decolorarte el cabello.

También debes preguntarle si tu cabello es lo suficientemente saludable como para decolorarlo. Decide un tono de cabello decolorado. El cabello decolorado todavía tiene una variedad en términos de matices. Puedes elegir cabello blanco, rubio, rubio platino o algunas otras tonalidades. Lleva una fotografía de alguien con el mismo tono de cabello que te gustaría tener.

El estilista necesita tiempo para lavarte el cabello, mezclar la solución de peróxido y aplicarla a tu cabello. Necesita asentarse en tu cabello durante un momento 30 minutos aproximadamente. Luego, el estilista necesita enjuagarlo y secarte el cabello.

Es posible que tengas que programar una segunda sesión con tu estilista si tienes cabello bastante oscuro y quieres tener un rubio blanco. No te tiñas ni te trates el cabello un mes antes de planificar la decoloración. Corta los limones por la mitad y usa un exprimidor o tus manos para exprimir su jugo en un recipiente.

Retira las pepas cuando termines de extraer todo el jugo. No uses jugo de limón embotellado, ya que contiene preservantes que pueden dañarte el cabello.

Diluye el jugo de limón. Verter el jugo de limón sin diluir sobre tu cabello puede realmente secarlo, por lo que es importante diluirlo con un poco de agua. Añade una cantidad de agua al recipiente que sea igual a la cantidad del jugo de limón. Vierte la solución en una botella con atomizador. Lo mejor es usar una botella con atomizador nueva, la cual se puede comprar en la mayoría de las farmacias, pero también puedes reciclar una que ya tengas en casa.

Agita la solución de jugo de limón bien y haz unos cuantos rocíos de prueba para asegurarte de que la botella de spray esté funcionando adecuadamente. Rocíate el cabello con la solución de jugo de limón. Si quieres hacerte reflejos en algunas secciones de cabello, usa una bola de algodón para frotar la solución de jugo de limón en las partes que deseas decolorar. Siéntate afuera bajo el brillante sol.

Espera que toda la solución de jugo de limón se seque por completo en tu cabello durante unos 30 minutos. Recuerda que este proceso puede secar tu cabello.

Péinate como de costumbre. Una vez que tu cabello esté seco, revisa el color. Consejos Recórtate el cabello después de decolorarlo para deshacerte de todas las puntas secas. Tanto el peróxido de hidrógeno como el decolorante pueden causar daño al cabello. Algunos médicos recomiendan que las mujeres embarazadas y que dan de lactar eviten el uso de tintes químicos para el cabello. La piel absorbe pequeñas cantidades de productos químicos que posiblemente pueden ser transmitidos al feto o a la leche materna.

También es fundamental preservar la ropa ante posibles salpicaduras. Si pese a todos los cuidados anteriores, se te ha pintado alguna prenda con el tinte, una solución es rociar la mancha con laca o fijador si, el que se usa en el cabello y dejar que se seque. Evita usar pinzas de metal, ya que pueden reaccionar con el oxidante del tinte y cambiar el color. Si bien no hay una regla, la forma prolija de aplicar el color es dividir la melena en cuatro: Así, hasta cubrir todo.

Los tintes son químicos y una vez mezclados deben usarse en el momento. Si no se desecha, el envase corre riesgo de explotar. A sus 43 años, la actriz muestra su belleza al natural en Instagram.

Revisa las honestas fotos de Drew Barrymore. Conoce a estas abuelas con estilo que cosechan miles de seguidores en Instagram. Ellas son puro glamour y actitud pasados los Tras una década de dietas fallidas y problemas de salud, Hannah ha logrado adelgazar y llevar una vida saludable a base de ejercicio y una dieta balanceada.

Casa cabello

Casa cabello

Casa cabello

Si te gusta, entonces puedes dejarlo tal cual. Coloración El amarillo en el pelo rubio. Valua Vitaly - RF - Thinkstock Si deseas un cambio en tu aspecto o sencillamente no tienes suficiente dinero para ir a la peluquería, puedes optar por teñirte el cabello en casa, casa cabello. Usa horquillas para separar el cabello. Sécate el cabello al menos un poco con una toalla. Rocíate el cabello con peróxido.