POV

Amante Suecia

amante Suecia

...

Amante Suecia

: Amante Suecia

Amante Suecia Un revelador libro llamado a acallar las voces críticas de aquellos que hablan de la oportunidad y necesidad de que Carlos Gustavo de Suecia, el rey que no quiere abdicar, ceda el trono a su hija, la princesa Victoria. Regresa de la campaña en junio de y vuelve a Versalles, allí consigue el favor del rey Gustavo III y de la reina, que le otorgan amante Suecia Real-Sueco en absoluta propiedad. Incluso, organizó una academia literaria y hasta apoyó excavaciones arqueológicas. Fersen piensa unirse a ellos en la plaza-fuerte de Montmédyadonde se dirige la familia real pasando por Bélgica. Incluso, hay quien dice que intentó matarla en un par de ocasiones. Biografía insólita - Cristina de Suecia.
PROSTITUTA ANAL HARDCORE ADOLESCENTE Sin embargo, le produjo una lesión en un hombro, que le duró toda la vida. Una vez liberada de sus tareas como reina, renunció al protestantismo y abrazó el catolicismo, hecho que nunca le perdonaron en su país, protestante hasta la médula. Cristina de Suecia no fue una reina convencional, tampoco fue una mujer amante Suecia era viejas prosti asiáticos en la época. A mediados de diciembre deCristina, hizo su entrada triunfal en Roma, montada sobre un caballo blanco y seguida por una amplia comitiva. Encuando Gustavo IV es derrocado por medio de un golpe de Estado militar, Fersen no toma partido, pero todos saben de su simpatía por el príncipe Gustavo, hijo de Gustavo IV, amante Suecia. Casualmente, como en aquel momento, Prusia, ya no era enemiga de Suecia y su madre pudo asistir a la ceremonia de la coronación de su hija.
Acecho top putas 661

Algo ilegal e imperdonable en la protestante Suecia. Hace ya unos años, dediqué otro de mis artículos a este personaje. Cristina también fue una de las mayores coleccionistas de obras de arte de su época.

Incluso, patrocinó compañías de ballet y de teatro. Incluso, se la vio actuando en una de las representaciones teatrales. Algunos comentan que comenzó su colección de obras de arte con pinturas y esculturas traídas por sus tropas, tras haber saqueado, durante la guerra, la ciudad de Praga.

Hay quien dice que los embajadores de Francia y España actuaron como consejeros de la reina a la hora de influir en su entrada en la religión católica. Incluso, en el caso del embajador español, Antonio Pimentel de Prado, que, en la célebre película sobre la vida de esta reina, protagonizada en por Greta Garbo, nos da la idea de que hubo un cierto amorío entre dos personas jóvenes.

Lo cierto es que no fue así, porque el embajador ya andaba por los 50 años, mientras que la reina estaba por la veintena. En ese caso, habría que ir tomando medidas para corregir el equilibrio de fuerzas en Europa. O sea, España y Francia. De hecho, se sabe que la reina y el embajador español mantenían reuniones a puerta cerrada y eso hizo que pensaran que eran amantes. Sin embargo, estaban organizando su abdicación y su conversión a la fe católica. A partir de , se multiplicaron las presiones del Consejo del Reino a fin de que la reina decidiera casarse cuanto antes para traer un sucesor al reino.

Dos años después, les comunicó que no pensaba casarse y tampoco les iba a dar explicaciones del por qué había tomado esa decisión.

En , cuando nuestro embajador regresó a España, entre su equipaje, traía un regalo de la reina Cristina para Felipe IV. Se trataba de un retrato de la reina a caballo, el cual, hoy en día, se puede ver expuesto en el Museo del Prado. En , ya directamente, comunicó al Consejo del Reino, su decisión de abdicar al trono de Suecia. Lo cual era doblemente extraordinario. En junio de , durante una emotiva ceremonia en el castillo de Upsala, la reina se desprendió de sus atributos reales y se los dio a su sucesor, su primo, que reinaría bajo el nombre de Carlos X Gustavo.

Así como de sus damas de la Corte y de su madre, que seguía residiendo en su remoto castillo. Se acordó otorgarle una generosa pensión, la cual cobraría hasta su muerte. Así que se marchó de Suecia, embarcando hacia Hamburgo, para luego continuar su viaje hasta Flandes. Lógicamente, unos años antes, había ido sacando su patrimonio personal de su país para que no le fuera incautado. En ese territorio, que, por entonces, pertenecía a la Corona española, fue donde abjuró de su fe protestante para convertirse a la religión católica.

Eso fue en la Nochebuena de En Suecia dejó a su canciller, que entró en una profunda depresión, la cual le llevó, sólo unos meses después, a la muerte. También el obispo que la había educado fue culpado de su abdicación y optó por recluirse en un antiguo monasterio hasta su muerte.

En octubre de , Cristina, se fue de viaje hacia Roma. Parece ser que la verdadera razón de Cristina para tomar su decisión de abdicar, estuvo en que ella quería convertirse al catolicismo. Supongo que no quiso presionar para no provocar una guerra civil en su país. Como las que hubo en Francia. Ordenó que en todas las ciudades por las que pasara la antigua reina, se le rindieran honores como si todavía estuviera en el trono.

Así, se ordenó que sonaran las campanas y que los cañones dispararan las protocolarias salvas. A mediados de diciembre de , Cristina, hizo su entrada triunfal en Roma, montada sobre un caballo blanco y seguida por una amplia comitiva.

Uno de los que la acompañaron fue Antonio Pimentel de Prado, el cual había estado también presente, el año anterior, en el bautizo de esta monarca. Acudieron a su encuentro el propio Papa, junto con todos los cardenales. Celebrando su llegada por todo lo alto. En Roma decidió organizar otra corte y se propuso aumentar su colección de obras de arte, aunque ya no tenía los amplios recursos de que disponía cuando era reina de su país. Volvió en alguna ocasión a Suecia, como en , tras producirse la muerte de su primo y sucesor en el cargo.

De vuelta a Roma, hizo aumentar las actividades culturales de la capital. Incluso, organizó una academia literaria y hasta apoyó excavaciones arqueológicas. Parece ser que, en Suecia, nunca fue muy popular, cuando era reina, ya que solía gastar grandes sumas para compras obras de arte y, para ello, el Gobierno, tenía que aumentar los impuestos. Así que muchos suecos se alegraron cuando oyeron la noticia de su abdicación. También tuvo siempre un espíritu muy tolerante, en lo tocante a la libertad religiosa y se opuso firmemente a toda persecución de ese tipo, como las llevadas contra los judíos o contra los hugonotes franceses.

Su estancia en Roma sufrió altibajos, debido a que en muy pocos años se sucedieron varios Papas y con unos tuvo mejores relaciones que con otros. Aparte de que hubo un Papa que ordenó clausurar algo muy querido para Cristina, los locales donde se representaban obras teatrales.

Algunos de los cuales habían sido patrocinados por ella. Incluso, se ahondaron estas diferencias, cuando hizo amistad con algunos teólogos, que luego fueron perseguidos por la Inquisición a causa de sus ideas religiosas. Es posible que, por esa razón, ya no gozara, como al principio, de la protección de Felipe IV de España. A partir de , comenzó a sentirse mal y redactó su testamento. Incluso, escribió al Papa Inocencio XI, para pedirle que le perdonara a pesar de las discusiones que habían tenido.

Lo cual hizo el Pontífice, que también se hallaba enfermo. Tras su muerte, ocurrida el 14 de abril de ese año, no se respetó su voluntad de ser enterrada de una manera humilde en el célebre Panteón de Roma. Al contrario, sus restos fueron velados en su palacio, por donde pasaron miles de visitantes. Incluso, posteriormente, se le encargó a Fontana la realización de un lujoso monumento funerario, que se instaló en el interior del citado templo.

Es preciso aclarar que sólo hay tres mujeres enterradas en la Basílica de San Pedro. A la primera de ellas, ya le dediqué hace tiempo otro de mis artículos. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación. Polémicas de Famosos Bodas de famosos Hijos de Famosos. Fiestas Cambios radicales Premios En Vena. Fotos Vídeos Instagram YouTube. Casas Reales Reina Letizia.

Aparece la amante del prometido de Magdalena de Suecia. Autor Vanitatis Contacta al autor. Tiempo de lectura 2 min. Respondiendo al comentario 1. Recuerda las normas de la comunidad.

Amante Suecia

Escorts muy tetonas novias